miércoles, 17 de abril de 2013

¡¡Qué viva el matrimonio igualitario!! ¡¡Qué vivan los gays!!

Me parece de pésima educación irle preguntando a la gente sobre su vida sexual. No sólo es de mala educación, sino que la mayoría de las personas lo van a encontrar ofensivo, una falta de respeto, y ganarse un puño o una ofensa -a menos de que se trate de un mafioso- sería lo más lógico ante una pregunta del estilo: - ¿Le puedo preguntar a su mamá cuál es su pose favorita? ¿A su hermana le gusta el sexo oral? ¿Usted lo ha hecho con dos personas al mismo tiempo? ¿Abuelita, con qué frecuencia lo haces?
Este tipo de preguntas son muy frecuentes en la adolescencia, cuando apenas se está descubriendo la sexualidad, cuando nos damos cuenta que el cuerpo nos pide otro tipo de necesidades que nunca tuvimos en la infancia -como la recarga de minutos al celular-  pero a medida que va pasando el tiempo, cuando se llega a la "madurez", el sexo se convierte en un tema tabú, que solo se conversa, ocasionalmente, con algún amigote bajo unos tragos. O con algún especialista, simplemente porque no funciona. 
La vida sexual de las personas me tiene sin cuidado. Si me entero en ciertas ocasiones, es porque tengo ciertos primos que se ufanan, se deleitan, se ríen contando -y además es cierto- de haberse comido, copulado, follado, las mujeres más lindas. Lo cuentan de una manera casi infantil. Como aquel pequeño macho alpha que nos advierte, que si no se cuida, nos podría invadir con su prole y con sus genes... pero hablar de sexo no está bien visto.
Y como decía, la vida sexual de las personas me tiene sin cuidado. Perdón ser tan explicito, pero, donde usted meta su pipí, o donde se lo deje meter ... No me interesa!!. Lo que hagas con ese maravilloso orificio que sirve de desagüe, gestador de bebés y fuente de placer... es tú problema -a las mujeres siempre las tuteo-. Y podemos vivir sin enterarnos de como viven y como copulan las personas. No puede haber algo más repugnante que estarse imaginando la vida sexual de los otros; la de los padres, la de los abuelos, la de los hermanos o la del cura de la misa del domingo. No es que sea asqueroso, es íntimo!!!!! PERO.... Y a ahí viene la GRAN pregunta: ¿Por qué al gobierno sí le importa? ¿Por qué una situación tan íntima, tiene que ser incumbencia del gobierno? ¿No es acaso un acto totalitario?

Si se copula con una mujer, tratándose de que es un hombre quien lo hace, está bien. Y pensando en Florence Thomas: si se copula con un hombre -a sabiendas de que es una mujer- también. Pero, si se habla de copular con personas del mismo sexo; si un hombre escoge un hombre como pareja, o una mujer a otra mujer, y en el sentido contrario.... Sí le importa al Estado.
¿Por qué mierdas le importa? ¿Qué les afecta si es del mismo sexo? El senador Gerlein decía el otro día, en plena plenaria del congreso, que el sexo entre hombres es excramental, asqueroso. Mas no en las mujeres -no lo ve tan mal como en los hombres-. Y da una razón de estética.
Con todo respeto senador, pero verlo a usted copular puede ser de lo más repugnante que uno pueda ver en la vida, así lo haga con una mujer. No tiene nada de estético.
Entonces, ¿Por qué la gente le da tanta trascendencia? ... y la respuesta no es otra que la religión.

Las sagradas escrituras, esas que proclaman "el amor que Dios nos tiene", nos hablan de los homosexuales y del trato que debemos que darles. He aquí unos ejemplos:


“Si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir. Su culpa de sangre sea sobre ellos.” Levíticos 20 - 13

¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. Corintios 6 - 9

Dios, ese Dios que todo lo sabe, ese Dios omnipotente y Omnipresente, que se escandaliza con algo que, curiosamente ¡él mismo creó!!!  -si es que se cree en Dios, el cual no es mi caso-. Y en su eterna sabiduría -porque sabe hasta el futuro, creo- se escandaliza y castiga a aquel ser humano, que por un factor genético, le gusten los del mismo sexo -a sabiendas que el creó el factor genético-.
Eso no es de dioses, es de humanos!! Humanos que no aceptan, por ignorancia, que venimos de un antepasado del mico, y por ende, no deberíamos hacer esas "cochinadas" que hacen los animales. Por eso el sexo está mal visto; porque así es que se reproducen los animales, y nosotros, según el Génesis, no pertenecemos a tan "asqueroso" gremio.
 -"Somos los hijos de Dios y por eso está mal visto y lo deshonramos"
- ¡Vaya payasada y estupidez!  ¡¡Dios es un incoherente!!
Pero dejando los cuentos de hadas atrás, el gobierno legisla, bajo estos preceptos religiosos; siendo que estamos en un país Laico!! Pero los senadores tienen que buscar en el RAE la palabra "Laico" bajo las circunstancias en las que estamos.
Imagínense que quitáramos de la historia a los homosexuales como lo proclama la Biblia...  ¿Qué pasaría? ¿En qué mundo viviríamos? Aunque está la historia del emperador Adriano, narrada divinamente por Marguerite Yourcenar, y hasta el valeroso Aquiles cientos de años antes, quiero ir más adelante: Leonardo Da Vinci; mataríamos al hombre que fue consagrado como el genio del pasado milenio. Nos quedaríamos sin los principios de la anatomía, nos quedaríamos sin la última cena, nos quedaríamos sin el genio de la pintura, de la medicina, de la arquitectura, de la ingeniería y sí, el que hizo esa prostituida obra tan conocida: La Monalisa. ¿Qué haríamos sin el cálculo o la teoría de la gravedad? Porqué, aunque ustedes no lo quieran creer, y él tampoco, Newton era gay. Pero si él mismo no salió del closet, yo no soy nadie para sacarlo. ¿Qué haríamos sin Freddy Mercury?¿Sin Sir Elton John? ¿Hasta sin Ricky Martin?
Pero el homosexual que más admiro, es sin duda: Alan Turing. A Alan Turing le debemos que Hitler no haya ganado la segunda guerra mundial; pues fue él quien decifró el código secreto, generado por la maquina ultra secreta, que tenían los nazis llamada Enigma. Y se dice, que gracias a Turing, los Aliados pudieron invadir Normandia. ¡¡Pero eso es lo de menos!!. Alan Turing, en el mundo de los matemáticos, es un Dios, un verdadero Dios, que revolucionó las matemáticas a niveles dignos de la divinidad; literalmente, la divinidad. Pues Alan Turing quería hacer, por medio de las matemáticas, crear una maquina que pensara. Analizó hasta el cansancio como funcionaba las matemáticas en la biología y pudo crear algoritmos matemáticos que imitaran la vida. Lo llamó: "Morfogénesis". Turing se dio cuenta que la matemática aplicada, sobre mecanismos complejos de computación, podrían imitar la inteligencia humana. Y lo logró!! Inventó algo en lo que seguramente usted está sentado y con lo cual no podría vivir hoy en día: El computador.
Nada de Jobs, nada de Gates... Fue gracias a Turing que las máquinas, de una u otra manera, "piensan".
Y aunque se le deberían hacer honores, y debería ser tan famoso como Einstein, casi nadie lo conoce por el simple hecho de ser homosexual. El gobierno británico, en vez de consagrarlo en la historia como uno de los grandes genios dignos de tener un busto junto a Newton -que vuelvo e insisto: era Gay- lo consideró como "enfermo" y lo sentenció a la castración química. Turing no pudo soportarlo y se suicidó echándole cianuro a una manzana la cual mordió. Una manzana como la de Newton, el Gay.

Esa es la triste historia de uno de los grandes hombres de la humanidad. Una historia triste, que aún, por estúpidos preceptos religiosos, se repite. ¡qué viva el matrimonio igualitario! ¡qué vivan los gays! 

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto viene arraigado a ideologías de pensamientos medievales, que han sido conservados de generación en generación ,por un sistema de creencias, valores impuestos, miedos, repercusión, cerrando cualquier accionamiento e intervención de la cuestión racional.

      Eliminar