miércoles, 5 de octubre de 2011

La Puta Doble Moral

El fallecido comediante George Carlin, en una de sus magníficas interpretaciones, se burlaba de los personajes que están en contra del aborto sosteniendo que sólo les importa la vida de esos "niños" antes de nacer, ya que después de nacidos y cuando no tengan con qué ir al colegio y se estén muriendo de hambre, ya a nadie les importa. Y estoy completamente de acuerdo.

Sólo que en Colombia las cosas, como siempre, son un poco más tristes y desgarradoras. Uno de esos casos son los secuestrados innombrables -como he decidido llamarlos-. Y no me refiero a los secuestrados que tristemente llevan 14 años en la selva, ni tampoco a aquellos de los cuales se olvidaron los medios y nosotros de paso, sino a las infancias guerrilleras. 

En este momento de mi vida estoy haciendo una investigación sobre el secuestro y la guerrilla, y a medida que voy leyendo testimonios y hago indagaciones, descubro que muchos de los guerrilleros son, a su vez, secuestrados. Pero eso no es lo más triste, además son niños. Niños que, si son dados de baja en enfrentamientos con el ejército, son un triunfo para la sociedad. Y con esto no estoy culpando sólo al ejército, evidentemente, la responsabilidad más grande recae sobre la guerrilla con su abominable reclutamiento de menores. Pero una sociedad, que se alegra de la muerte de un niño, así esté uniformado de guerrillero, es una sociedad enferma.

En una entrada anterior comenté que estoy de acuerdo con el aborto, y no solo en los tres casos que avala el gobierno, sino en cualquier caso. Una mujer que no esté dispuesta a gestar un niño, simplemente no debería hacerlo. Los gobiernos no deberían disponer sobre este tipo de decisiones, como tampoco sobre los gustos sexuales o si debo esperar al matrimonio para darme "el gustico"; son tendencias asquerosamente totalitarias. Pero lo que me pregunto en este caso es: ¿Acaso el gobierno hace un subsidio a las mujeres que decidan no abortar? Acaso el gobierno les dice:  - Tranquila, no abortes, pues nosotros estaremos siempre para ayudarte y ayudar a ese bebé que está por venir- Nada!!  El gobierno asume un actitud "Pilatezca", de lavarse las manos.  El gobierno prefiere hacerse la vista gorda sobre el problema convirtiendo a una víctima en un victimario y fortaleciendo, sin quererlo, el aborto clandestino. 
¿No es igual de triste al aborto ver a una mujer con diez niños en brazos pidiendo monedas en la calle?( y aunque parece una exageración, estoy comentando un caso real). ¿No es igual de triste saber que hay cientos de niños en el Choco que están muriendo de inanición porque se roban la plata de los subsidios, curiosamente, por algunos que están en contra del aborto?  

Pero eso es normal por estas tierras, la puta doble moral: Decir que uno está a favor de la vida, de la vida de los niños, pero dejarlos morir de hambre y que crezcan en la mierda. ¿Qué más da? Lo importante es que no mueran antes de nacer ... que se mueran después, o que crezcan como bandoleros, o guerrilleros y ahí sí merezcan morir. La puta doble moral!!! Decir que uno está en contra de las drogas y luego en las fiestas terminar metiéndose un pase de coca ¿Cierto Pachito? O salir a decir que se está haciendo una página de internet en contra de la corrupción y la misma página de internet es un acto de corrupción como pasó esta semana con la página de la contraloría. La puta doble moral!!! ¿No están cansados de oír: Bienvenido el futuro, la hora del cambio, el partido de la honestidad ? Y luego salen con prevaricatos, peculados y hasta asesinatos... ¿No sería mejor que le dijeran a uno: - Vote por mi que soy el que menos roba o soy el menos hampón? Pues al fin de cuentas ¿Nosotros qué podemos hacer? ¿Cómo podemos impedírselos?? Si el gobierno no hace nada, o peor aun, son los mismos hampones que se hacen elegir entre sí.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Impotencia


Este año me levanté exhausto, políticamente hablando, después de la des-ilusión que me produjo la candidatura de Antanas Mockus. Debo confesar que hice hasta el ridículo cantando arengas bajo la lluvia, no me quité mi camiseta verde durante semanas y me enfrenté, con vehemencia y alevosía, a mis amigos y familiares Santistas y para terminar en semejante estrellada. Seguí a Mockus hasta el borde del barranco, consciente de su fracaso, y lo vi caer mientras cantaba incoherencias y decía estupideces. En ese instante, y a sabiendas de las contradicciones que significaba estar en el Partido Verde, me quité la camiseta y me resigné a la siguiente máxima: "Hay que esperar lo mejor y prepararse para lo peor".

Y aunque estaba preparado para lo peor, realmente no ha sido tan malo. Santos no me inspira ni un ápice de confianza pero, evidentemente, no es Álvaro Uribe Vélez; ese que hoy se viste de verde y acompaña a Peñalosa promulgando valores y principios como la honestidad y la transparencia, y con JJ incluido, hágame el Hp favor. Santos ha hecho cosas dignas del discurso Mockusiano en vez del adalid de los Uribistas, como: la restitución de tierras, la ley de víctimas, las relaciones con nuestros países vecinos y un trato, muchísimo más respetuoso, con la rama judicial. Por eso, muchos de los seguidores del expresidente lo tildan de traidor. Por mí, que siga así, pues aunque tiene miles de lunares - entre esos su nefasta locomotora minera- hemos visto ciertos resultados absolutamente inimaginables en el gobierno anterior. 

Pero hoy rompo mi silencio con la única intención de reclamar acerca de las próximas elecciones. ¿Dónde está la urna de cristal señor Presidente? ¿Cómo es posible que, a pesar de que lo han denunciado medios como la Revista Semana y El Espectador, un tipo como Juan Carlos Martínez pueda poner en las próximas elecciones 106 alcaldes y 9 gobernadores? ¿Cómo es posible que 414 candidatos a alcaldías y gobernaciones tengan antecedentes penales? ¿Dónde está la contraloría y la procuraduría?

En este país ya todo es posible: tenemos un partido como el PIN, el cuarto más poderoso en el gobierno, que no es, ni más ni menos, el brazo político de la mafia, avalado en su totalidad por el expresidente. En estos días hemos descubierto que al presidente del Senado no le alcanzan sus 18 millones mensuales para tanquear sus dos carros pero eso no es lo grave, el descarado pidió inmunidad para los congresistas, pidió rebaja de penas a los para-políticos y ha sido investigado por sus vínculos con paramilitares. Y ese es el presidente del Senado!!!

Escribo este artículo con un gran sentimiento de impotencia, pues, aunque todo el mundo sabe que estas elecciones están plagadas de clientelismo y corrupción, el Estado no va a hacer nada para controlarlas; van a llegar los mismos y van a terminar en las mismas: robando.
Sólo quedaremos los mismos idiotas, de siempre, quejándonos en Twitter, y en un año, Julito en la W, va a denunciar todos los ladrones que dejamos elegir.... ¿Pero qué importa? si en pocos días estaremos viendo a las soberanas en las balleneras y ya habremos olvidado tanto alboroto... o no?

viernes, 1 de julio de 2011

Lagartería



lunes, 16 de mayo de 2011

Un rico pobre, un pobre rico

El fin de semana, en medio de unos vinos, se puso el tema sobre el gran destape de corrupción que está viviendo el país. El tema no era tanto puntual: el robo en la salud, Uribe, los Nule, Bogotá, etc.. sino del por qué el país ha llegado tan bajo en comparación a otros países.
Alguien, en medio de la efervescencia de la discusión, acotaba que Colombia está jodida desde que se fundó -estoy de acuerdo- pero que la culpa era de los españoles; que si nos hubieran colonizado los ingleses o portugueses estaríamos en otras circunstancias. Luego alguien mencionó que el problema de Colombia es estar en el trópico; que si tuviéramos estaciones, este país estaría mejor, pues con el mismo clima todo el año, la gente no se organiza. Alguien habló de la idiosincrasia; que el colombiano es de por sí ratero y mala clase. Se pasó por la guerrilla, la corrupción de los políticos, nuestro carácter violento, las drogas, en fin ...

Yo les dije que el problema de Colombia es, básicamente, que somos un país rico y eso nos condenaba, inevitablemente, a ser un país pobre. Mi afirmación es contradictoria, casi un oxímoron, pero está sustentada en la tesis de André Gunder Frank y - para mí- es la más acertada.

Gunder Frank, en su libro Lumpen-Burguesía: Lumpen-Desarrollo. Dependencia de la clase política en latino-américa. Hace un interesante análisis del por qué Colombia y otros países de latino-américa, están sumergidos en la pobreza absoluta siendo países con una gran cantidad de recursos y los compara con países desarrollados como los Estados Unidos, Chile, Argentina y Canadá. La conclusión del libro no puede ser más contradictoria: Los Estados Unidos son ricos porque eran un país pobre y nosotros somos pobres porque somos un país rico.
Cuando los colonizadores llegaron por estas tierras, no sólo encontraron oro, plata, bronce, piedras preciosas, infinitos recursos naturales, agua y alimentos sino que también encontraron mano de obra, mano de obra indígena barata. La explotación, así como de la tierra y de la gente, fueron nuestro fatídico destino. En cambio, en países como Estados Unidos, Chile y Argentina se vieron enfrentados a desoladas planicies y muy, muy poca mano de obra. En los Estados Unidos, al igual que las colonias portuguesas, no pudieron explotar la minería y se vieron obligados a sembrar y más adelante, a traer la mano de obra del África.
Esa diferencia es notable hoy en día; mientras ellos desarrollan tecnología e industria nosotros seguimos siendo un país de explotación de recursos, y no sólo de recursos, de gente. Nuestra terrible herencia fue la del LumpenDesarrollo, que en pocas palabras significa el anti-desarrollo.
El termino Lumpen, viene del texto de Marx y Engels cuando se referían a la Lumpen-Proletariat. (Lumpen: Bajo, sucio, andrajoso.) (Proletariado: Clase social más baja) Lumpenproletariado se refiere a lo que está por debajo del nivel proletario. En cambio, astutamente, Gunder Frank acuña el termino Lumpen a la burguesía; Lumpenburguesía, una clase explotadora que no piensa en comunidad sino que busca, a cualquier costo, lucrarse.

Esa es mi Colombia: una Lumpenburguesía en un Lumpendesarrollo. Esa es nuestra triste herencia: la explotación de los recursos sin pensar en el bien común, como bien se puede ver en la tala indiscriminada que se está haciendo en el Amazonas y en Chocó, en la minería en Santander, en las minas de carbón en Santa Marta y ahora en San Andrés. En este país no vivimos, sobrevivimos. Somos una sociedad en la cual no sobresale el pensamiento colectivo sino nuestro pobre individualismo. Aquí, como lo había escrito anteriormente, somos indiferentes al dolor ajeno como en el caso de las masacres y de los falsos positivos. Tampoco nos desvela que los recursos de la salud y de educación sean ferozmente arrasados por la corrupción. Pues, como tristemente hemos aprendido, mientras yo esté bien, qué más da. Hoy en día el problema no sólo es el pésimo manejo que se le está dando al país, es un problema cultural. La impotencia y la indiferencia son nuestro denominador común. Por eso aquí se eligió a un presidente como Uribe, un personaje maquiavélico que nos demostró que todo vale mientras se vean cierto tipo de resultados individuales.

El problema es cultural y el gran cambio no vendrá por la inversión extranjera, ni de la explotación minera, ni por el petroleo, ni por los controles a las instituciones; el gran cambio está en la forma de pensar y saber que, el bienestar llegará, el día que nos veamos como un país y no como lo que somos hoy en día: un manojo de soledades compartidas que buscan sobrevivir.

jueves, 31 de marzo de 2011

Colombia: país de mierda!!!

Un gran profesor del colegio, Pompilio Iriarte, me dijo una vez, que si iba a escribir, me recomendaba no hacerlo bajo ningún estado alterado. Y no se refería a drogas ni alcohol sino a escribir muy deprimido, muy eufórico o en un estado de ánimo perturbado. Hoy, omito su consejo y confieso que escribo este artículo lleno de odio e indignación.

Noticias RCN pasó ayer en la noche unas imágenes en las cuales dos atracadores robaban una tienda. Las imágenes muestran que el cajero no ofrece resistencia pero aun así, el atracador le apunta a su cabeza y le dispara. El joven, habilmente, esquiva el disparo y la bala termina incrustada en el cráneo del cómplice del asaltante. Éste, al darse cuenta que ha asesinado a su amigo, se llena de odio y le hace cuatro disparos a quemarropa al joven cajero y sale corriendo. Al joven tratan de auxiliarlo otros hombres que se encontraban en la tienda, entre esos su hermano, pero falleció antes de llegar al hospital. Se dice que en la caja de la tienda no había más de cien mil pesos. http://bit.ly/eZkyPQ

Dos días antes, en el corregimiento de Bosa, un atracador trató de robarle un celular a una mujer de 29 años, la mujer ofreció resistencia y el atracador sacó un revólver, le disparó y la asesinó frente a su hijo de cinco años. http://bit.ly/hDIT6a

Estos, son sólo dos casos que ocurrieron esta semana y no pretendo hablar nuevamente de las atrocidades de las masacres, de los 2.300 falsos positivos, de los 27.300 desaparecidos ni de las miles de víctimas que ha dejado el conflicto armado. Sólo me pregunto: ¿Cuánto vale la vida en este país de mierda? Un celular, cien mil pesos ...??

Vivimos en uno de los peores países del mundo, Colombia es una sociedad enferma y podrida. Hubo más indignación por el patadón que le dio un futbolista a una lechuza en medio de un partido (http://www.youtube.com/watch?v=6yt1nQs9TIw) o por el asesinato de una perrita por parte de unos hijos de puta policías( http://bit.ly/i7p1uN) que por la muerte de estos seres humanos. (como advertí, estoy perturbado)

Aun así, nos ufanamos de ser el país más feliz del mundo, entonamos con alegría el segundo himno nacional más bello del mundo; Cipote estupidez!!! Colombia es un enfermo terminal, es un paciente maloliente y nauseabundo que en vez de darle una cura, nos empeñamos en maquillarlo y perfumarlo para que todos los demás crean que está bien; aquí lo importante no es ser, es aparentar. Sólo cambiaremos el día que enfrentemos realmente nuestros problemas, que seamos consientes que la mierda ya nos está llegando hasta el cuello. Sólo cambiaremos cuando dejemos de pensar que todo está bien, que Colombia es una "chimba" y no seamos tan putamente indiferentes.

Pido disculpas por la agresividad del artículo pero realmente estoy afectado.

Este artículo también lo puede encontrar en

jueves, 24 de febrero de 2011

EL FELIPITO

Se encontraba en la región de los asteroides 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81 y 82. Empezó entonces por visitarlos para buscar en ellos una ocupación y para instruirse. El número 82 estaba habitado por un rey. El rey estaba instalado, vestido de poncho y carriel, sobre un trono muy simple y sin embargo majestuoso.

- Ah! He aquí un súbdito, - exclamó el rey cuando divisó al felipito.

Y el felipito se preguntó: "Cómo puede reconocerme si ya no parezco un niño!"

No sabía que, para los reyes, el mundo está muy simplificado. Todos los hombres son súbditos.

- Acércate para que te vea mejor - le dijo el rey, que estaba muy orgulloso de ser rey para alguien.

El felipito buscó con los ojos dónde sentarse, pero el planeta estaba todo cubierto por fosas comunes tapadas con tierra. Permaneció entonces de pie, y como estaba cansado bostezó.

- Es contrario a la etiqueta bostezar en presencia de un rey - le dijo el monarca. Te lo prohíbo.

- No puedo evitarlo - respondió el felipito muy confundido. - Hice una campaña presidencial en vano y no he dormido...

- Entonces - le dijo el rey - te ordeno bostezar. No he visto a nadie bostezar desde hace años. Los bostezos son para mí una rareza. Vamos! bosteza de nuevo. Es una orden.

- Me siento intimidado... ya no puedo... - dijo el felipito todo colorado.

- Hum! Hum! - respondió el rey. - Entonces te... te ordeno bostezar unas veces y otras veces no.

- Otra pregunta!!! - le dijo el rey

- Felipito pensó: - No le he hecho ninguna pregunta

El Rey Balbuceaba un poco y parecía incómodo y no dejaba de mandar mensajes desde twitter mientras gritaba: - Maldito Esquivel es un terrorista disfrazado de Nobel !!

Porque el rey cuidaba especialmente que su autoridad fuera respetada y aquel que lo enfrentara le gritaba: - Te voy a dar en la cara marica!! No toleraba la desobediencia y si lo refutaban siempre decía: -Eso es falso de toda falsedad.

El Felipito quedó sorprendido y se dijo: - Tengo que aprenderme eso de memoria, me puede sacar de muchos líos: "falso de toda falsedad".

"Si yo ordenara – decía habitualmente el Rey - si yo ordenara a un general hacer un montaje en una operación de rescate con petos de la cruz roja y pagándole a los secuestradores, y si el general le da un cargo de consciencia, lo llamaría Traidor.

- Me puedo sentar ? - inquirió tímidamente el felipito.

- Te ordeno que te sientes - le respondió el rey, que recogió majestuosamente un faldón de su poncho mientras volvía a coger su celular y twitiaba: Maldito Esquivel!! Terrorista!!

Pero el felipito estaba extrañado. El planeta era minúsculo. Sobre qué podía reinar el rey ?

- Majestad – le dijo... – le pido disculpas por interrogarlo...

- Otra Pregunta!! - respondió el Rey.

-El Felipito quedó asombrado pues no había hecho ninguna pregunta y le dijo: - ¿Puedo hacer otra pregunta?

- Te ordeno que hagas otra pregunta – se apresuró a decir el rey.

- Majestad... sobre qué reina usted ?

- Sobre todo – respondió el rey, con una gran simplicidad.

- Sobre todo ?

El rey con un gesto discreto señaló su planeta, los otros planetas y las estrellas.

- Sobre todo eso ? – dijo el felipito.

- Sobre todo eso... - respondió el rey mientras gritaba: - Maldito Esquivel que le hace mandados a las Farc!! .

Porque no sólo era un monarca absoluto sino que era un monarca universal.

- Y en el congreso le obedecen ?

- Por supuesto – le dijo el rey. – Obedecen enseguida, más que todo los del PIN. No tolero la indisciplina.

Semejante poder maravilló al felipito. Si él mismo lo hubiera tenido, habría podido asistir, no a cuarenta y cuatro, sino a setenta y dos, o incluso a cien, o incluso a doscientas reelecciones ! Y como se sentía un poco triste por el recuerdo de su pequeña candidatura presidencial, se atrevió a solicitar una gracia al rey:

- Quisiera ver otra reelección ... Tenga la bondad... Ordénele al congreso que la apruebe o haga otro referendo...

- Si ordenara a Yidis que diera su voto por una notaría, o hacer pipí en una matera, o salir empelota en una revista, y si Yidis no ejecutara la orden recibida, quién estaría en falta, ella o yo ?

- Sería usted - dijo con firmeza el felipito.

- Exacto. Se Debe dar lo justo por cada voto - prosiguió el rey. - La autoridad se fundamenta en primer lugar en la razón. Si ordenas a los paramilitares hacer una masacre para ganar votos, la mayoría de la gente no se dará cuenta. Y se alguien se da cuenta lo tildas de amigo de las Farc o de terrorista vestido de civil.

- Y mi segunda reelección ? - recordó el felipito, que nunca olvidaba una pregunta una vez que la había formulado.

- La segunda reelección, la tendrás. Yo la exigiré. Pero esperaré, con mi ciencia de gobernante, que las condiciones sean favorables.

- Cuándo será eso ? - se informó el felipito.

- Hem! hem! – le respondió el rey, le mostró en su Black Berry el video de la primera Reelección.

- Pero esa es la primera reelección, yo quiero la segunda!!!- le dijo el felipito.

El rey devolvió el video en su BlackBerry y se la volvió a mostrar.- Esta es la segunda vez que ves como me reelijo; es la segunda reelección!!!

El felipito bostezó. Echaba de menos la verdadera segunda reelección. Y además ya se aburría un poco:

- No tengo más nada que hacer acá - le dijo al rey. - Voy a sentarme en las piernas de Galat para que me cuente un cuento sobre los dinosaurios, él los conoció !

- No te vayas - respondió el rey, que estaba tan orgulloso de tener un súbdito. - No te vayas, te hago ministro !

- Ministro de qué ?

- De... de agricultura !

- Otra vez??? ..y bajo qué gobierno? !

- En en en el gobierno virtual - le dijo el rey.

- Pero ahí no hay tierra ni campesinos a quien robar - Le dijo el felipito

- Puedes ser ministro de FarmVille en Facebook y quitarle toda la tierra a los pobres; como en Carimagua. O podemos hacer una aplicación para darle plata a los que votaron por mi o por ti ... como el AIS.

A felipito se le iluminaron los ojos - ¿Y podré estar siempre a sus pies, sentado sobre esta fosa ?- le preguntó el felipito. -Claro- contestó el Rey mientras gritaba: - Maldito Esquivel, quién te crees?? Maldito Nobel de la paz!!!

-¿Puedo retwittiar eso? - Preguntó el felpito. -Te ordeno que lo retwittees!!!- le dijo el Rey - Además, te nombro mi príncipe de mi reinadito es decir: Mi principito.

Como es de aburrida la gente decente - pensó el principito quien se quedó de por vida a los pies del Rey.

Este Artículo también lo puedes encontrar en

www.democritica.com

miércoles, 19 de enero de 2011

Colombia es Pasión


En Colombia tenemos la capacidad de cambiar el significado de ciertas palabras, por ejemplo: la palabra "Pena" la usamos para referirnos a que tenemos vergüenza: Qué pena = Qué vergüenza. Cuando vivía en España caí varias veces en ese error, alguna vez tropecé por accidente con un transeúnte español y mi primera reacción fue decirle: - Uyy, qué pena!!- y obviamente el tipo me miró mal, pues lo que le había dicho fue: -Uyy qué lástima!! Qué lástima por usted, qué lastima por haberle pegado.
Según la Real Academia de la Lengua, Pena, en una de sus definiciones, significa: Dolor, tormento o sentimiento corporal. No sé por qué aquí le terminamos cambiando su verdadero significado.


Lo mismo sucede con la palabra Pasión y la RAE la define así:


pasión.
(Del lat. passĭo, -ōnis, y este calco del gr. πáάθος).
1. f. Acción de padecer.
2. f. por antonom. pasión de Jesucristo.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
3. f. Lo contrario a la acción.
4. f. Estado pasivo en el sujeto.
5. f. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.
6. f. Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona.
7. f. Apetito o afición vehemente a algo.
8. f. Sermón sobre los tormentos y muerte de Jesucristo, que se predica el Jueves y Viernes Santo.
9. f. Parte de cada uno de los cuatro Evangelios, que describe la Pasión de Cristo.
~ de ánimo.
1. f. Tristeza, depresión, abatimiento, desconsuelo.

Me imagino que el publicista que creó el lema Colombia es Pasión no se tomó la más mínima molestia de abrir el diccionario. Basado en preceptos futbolísticos el tipo dijo: - Un país con "garra", con "pasión": Colombia es Pasión, sale, siguiente.

Para los demás hispano-parlantes decir Colombia es Pasión es decirles que en Colombia se padece; Colombia es dolor. Bajo otra de las definiciones del diccionario Colombia es una perturbación o un afecto desordenado del ánimo. Y estoy de acuerdo, en Colombia hemos experimentado niveles de violencia tan perturbadores que vivimos en un estado vehemente, bajo un desorden mental, como cuando mataron al MonoJojoy; los niños, los viejos y los jóvenes se alegraban, aplaudían y se abrazaban frente a las imágenes del cuerpo inflamado del nefasto guerrillero.

Un acto pasional es un asesinato o un acto violento que se hace por amor u odio; enceguecidos. Pero la palabra Pasión también alberga su propio antónimo: Estado pasivo en el sujeto o lo contrario a la acción. En ese caso también creo que los colombianos son pasionales, aquí vivimos en un estado pasivo e indiferente hacia todas las atrocidades que suceden; las masacres de Toribío, San José de Apartado, El Aro, Mapiripán, Macayepo, etc. nos afectan tanto como si sucedieran en Angola o en Simbawe.

El lema Colombia es Pasión de una u otra manera es una representación de lo que está sucediendo en el país. Queremos mostrar y creer que las cosas están bien mientras nos estamos pudriendo por dentro. Queremos creer que ya no existen los paramilitares pero siguen bajo el eufemismo de las Bacrim. Queremos creer que en este país podemos viajar pero la muerte de los estudiantes de los Andes demuestra que todavía falta mucho por hacer. Queremos creer que Uribe ha sido el mejor presidente de la historia pero está más cerca de ser un criminal que un estadista. Queremos mostrar que Colombia es pasión pero aquí prevalece la tristeza, la depresión, el abatimiento y el desconsuelo. Colombia es Pasión es un triste Chauvinismo para esconder nuestra triste realidad.

El publicista que creó el lema "Colombia es pasión" es un idiota o un gran genio pues al final de cuentas Colombia Sí es Pasión.

Resaca: 1. No se queda atrás el lema de "Colombia: el único riesgo es que te quieras quedar" es el equivalente, como dice un amigo; Cocacola: el único riesgo es que le de cáncer a tu sed.

2. Ante la búsqueda del aval de Uribe por parte de Peñalosa sólo me queda decir: -Qué vergüenza haber apoyado el Partido Verde, qué vergüenza el Partido Verde; que ni es verde, ni es un Partido.

Este artículo también lo puede encontrar en www.democritica.com

viernes, 14 de enero de 2011

Absolut Deception


Esta caricatura también la puede encontrar en www.democritica.com