lunes, 19 de abril de 2010

Un presidente decente

Saúl Hernández escribe la semana pasada un artículo titulado Zanahoria, garrote y utopía. Evidentemente, como era de esperarse de esta pluma ultra-joseobduliana, es una crítica hacia el candidato presidencial Antanas Mockus. Pero lo que realmente me sorprendió fue la argumentación que da el columnista Hernández en contra de Mockus.

"Esos inconformes, entre ellos muchos jóvenes con su típica inmadurez política, buscan algo peor que el mesianismo y el caudillismo que tanto critican, como son las salidas utópicas. Buscan el Obama colombiano que acabe con la corrupción, la pobreza, la violencia, el desempleo y la ignorancia; que legalice las drogas, que haga las paces con Chávez, que haga el intercambio humanitario, firme la paz con las guerrillas y logre otras enormidades de ese calibre."

Y sííí ...... Soy un inconforme!!!! Me siento orgulloso de mi inmadurez política. Me siento orgulloso de no haber vivido algo tan burocrático como el Frente Nacional. Me siento orgulloso de no estar arraigado con los partidos tradicionales y de seguir a las personas en vez de sus partidos.
Luego Saúl acepta, de una u otra manera, que el gobierno que tenemos es mesiánico y caudillista y además nos juzga por buscar utopías. Yo SÍ busco el equivalente de Obama. Que SÍ acabe con la corrupción, que SÍ acabe con la pobreza, la violencia, el desempleo y la ignorancia. Estaría de acuerdo con un presidente que legalice las drogas, que haga las paces con Chávez en vez de la guerra, que si logre la paz con la guerrilla, no sé como, que SÍ logre enormidades. Realmente Hernández se burla de la decencia. La decencia como una utopía.
Y continua:

"Su campaña está basada en la honestidad y esa es, de por sí, una apuesta peligrosa porque los 4 billones que se evaporan cada año en Colombia no se pierden en la Casa de Nariño..."(sic)

No me queda claro que quiere decir Saúl, pero la afirmación de que la honestidad es una apuesta peligrosa deja evidencia su simpatía con el hampa, con la corrupción y el clientelismo. Que alguien hable mal de una persona diciéndole honesto habla muy mal de la persona que lo dice.
Y sigue:

"De ahí el golpe de opinión que promovieron con la decisión de no reclamar 4.000 millones que les correspondían por reposición de votos, dinero que serviría, según Peñalosa -experto en derroches-, para "hacer un bonito colegio". Y la confesión innecesaria de una enfermedad incipiente, que no lo incapacita. Otra apuesta riesgosa dado que en Colombia cualquier discapacidad es un visado a una ciudadanía de tercera."

No importa de qué partido se sea, pero el hecho de retornar o al menos no coger los 4000 millones que da el estado para las campañas presidenciales es algo admirable o al menos no es criticable. Además se burla de la posibilidad de hacer un colegio para los pobres pero en fin ya vamos conociendo a Hernández.

Podría criticar el artículo de Saulito letra por letra pero realmente me da pereza. Lo último que voy a criticar es este argumento, que tristemente, Hernández no es el único que lo dice.

" ... Es preciso reconocer que se trata de un excelente candidato, pero para Finlandia o Dinamarca, no para Cundinamarca."

Hernández reconoce que es un excelente candidato pero para un país decente. Lo que se lee entre letras es que como este país no es decente, necesitamos un líder indecente, por eso propone a Santos. Pero los decentes somos muchos más y eso lo demostraremos.

Por un país decente Mockus presidente.

18 comentarios:

  1. Tienes toda la razón es que, como dice Mgroll (el personaje de Alvaro Mutis): "En un país de ladrones la gente honrada es muy peligrosa"

    ResponderEliminar
  2. buen analis bien companhera!!! todos x la decencia y mockus a la presidencia!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen texto Sanardi, adelante con el maestro Mockus....

    ResponderEliminar
  4. No se cuantos años tendra Saul Hernandez pero si esta claro que su espiritu joven esta muerto y escribe (y piensa), como todos esos pequeños grupos de fatalistas, que la solucion de este pais es la guerra. No se si tenga hijos, no parece, pues los que somos padres siempre querems lo mejor para ellos y eso incluye un mejor pais, un mejor gobierno y unas mejores condiciones de vida, cosas que no se logran con propuestas belicistas. actitudes ciegas ante la corrupcion y alianzas obscuras con los agentes de la violencia en Colombia. Esta utopia, como la llama el columnista Saul hernandez, es posible puesto que somos muchos mas los pensamos, sentimos y actuamos honestamente y no tenemos un espiritu envejecido por la amargura y la envidia.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo en todo... Hemos asumido que Colombia no tenia esperanza y que era un pais de corruptos, apaticos y violentos... Pero la utopia es posible cuando lo bueno aflora en cada uno y creemos que es posible

    ResponderEliminar
  6. Que bien, es la hora, ha llegado y no se puede desperdiciar!!!

    Gracias por querer a nuestro país!!!


    Arturo Zapata

    ResponderEliminar
  7. Muy acertada columna

    ResponderEliminar
  8. Bien Santiago, estos puntos sobre la ies no te quedaron frustrados. Puede ser triunfalismo, pero se siente el "hambre" de cambio. Saludo

    ResponderEliminar
  9. Creo que es Salud Hernandez, no Saul.

    ResponderEliminar
  10. Sencillamente brillante!!!

    ResponderEliminar
  11. No. Estoy seguro que es Saúl Hernández. Salud es una vieja tosca pero no es imbécil.

    ResponderEliminar
  12. ganara en la primera vuelta, si es que no lo involucran con grupos al margen de la ley y hasta de pronto nos lo matan como a galan

    ResponderEliminar
  13. Calla esos ojos mijo...La historia está condenada a repetirse en un país sin memoria como el nuestro, pero tengo la certeza de que no sólo haremos historia, cambiaremos la historia a la que estábamos condenados...

    ResponderEliminar
  14. mockus presidente luchemos por un pais donde reine la educacion necesitamos nuevas ideas una mente fresca fuera de los esquemas de siempre

    ResponderEliminar
  15. Saul es un pobre miserable. Y la miseria es peor que la pobreza, o al menos es la enfermedad de los poderosos que la causan.

    ResponderEliminar
  16. Qué buena entradaaa :)
    Mockus Rocks!

    ResponderEliminar