viernes, 26 de marzo de 2010

Mockus

"Es que no podemos tener como presidente un tipo que se haya bajado los pantalones y haya mostrado el culo. Además de haberse casado en un elefante y haberle tirado un vaso de agua a Serpa, eso no es serio". Con esta frase un amigo acabó con la candidatura presidencial de Mockus y es comprensible que alguien que está acostumbrado a los políticos tradicionales, Mockus le parezca descabellado. Por mi parte me parece genial.

Mockus no es un político y eso es lo que más me llama la atención. Un político tradicional jamás le mostraría el culo a unos estudiantes que no están de acuerdo con él. Por estas tierras estamos más acostumbrados a ver que el político haga desaparecer a los estudiantes, como ya ha sucedido en el pasado. Un político tradicional jamás se casaría en un elefante, eso le parecería de "quinta". El político tradicional es grandilocuente, siempre acompañado de escoltas, entre más, más importante. El político de aquí tiene algo de "Padrino", de mafioso. Son los que se pasan los semáforos en rojo. Son los que parquean donde se les da la gana. Siempre con esa galantería de cacique intimidante. Del "No te metas conmigo" ; de "te rompo la cara marica". Al fin de cuentas el político tradicional se ha vuelto un matón que elegimos para que nos cuide de otros matones.

El documental "The Power of Nightmares" de Adam Curtis, plantea que los políticos del pasado nos prometían un mundo mejor a través de sus ideas y sus gobiernos. Hoy en día las cosas han cambiado y en vez de prometernos un mundo de ensueño, nos prometen protegernos de nuestras peores pesadillas. Eso fue lo que vimos en el debate presidencial del pasado martes. "La seguridad democrática del presidente Uribe" - repetía Noemi recordando su libreto. "Yo soy el que sabe como acabar a la guerrilla"- decía Santos. Como si acabando la guerrilla y a Chávez se nos acabaran los problemas. Acabar militarmente a la guerrilla es como cortar un chorro de agua con unas tijeras. Si acaban con las Farc, a los pocos días tendremos las Furk, las terp, las birp, el EPL. el ELN, el DMGL, etc. Mockus es el único que entiende que el problema es mucho más profundo. Que la solución es una mezcla entre educación, salud y oportunidades. Que toca atacar el problema de raíz así nos demoremos otros docientos años.

Además, ¿qué prefieren?: ¿Alguien con la acusación de 2200 falsos positivos o el culo de Mockus?: El culo de mockus. ¿La dubitativa concubina interpartidista o un vasado de agua?: El vasado de agua. ¿La remembranza de un mal símil de un mal presidente o un alcalde que se puso un traje de super héroe?: El Super Héroe.

Mockus, Peñalosa y Garzón son una bocanada de aire fresco. Hicieron una campaña como nunca antes vista. Con fraternidad y respeto. Mostraron que para sacar adelante este país se necesita trabajar en equipo. Que no necesitamos más lideres autócratas megalómanos que manejan el país como una hacienda. Mockus es la oportunidad para salir de este oscurantismo medieval en el cual estamos sumergidos. No dejemos pasar esa oportunidad.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Tendencias Cromáticas

Nunca he seguido el fútbol porque nunca lo he entendido. Realmente no entiendo qué significa ser hincha. Veo en los noticieros de los domingos que los hinchas del Santafé se iban matando con los hinchas de Millonarios y el problema, evidentemente, no sólo es nacional. La violencia en el fútbol se ve por todo el mundo. Pero como lo decía anteriormente no entiendo qué significa ser del Santafé o del Millonarios, o de cualquier equipo. ¿Qué siguen? ¿Cuál es la ideología que plantean los equipos? Digamos que uno sigue a los jugadores, pero los jugadores los cambian cada año. No sólo eso, los jugadores de un equipo se pasan al otro y la gente sigue con su fanatismo por sus equipos como si nada. Me parece un poco abstracto seguir sólo un color o un escudo. Es una cosa un poco primitiva; "yo voy por los rojos, usted va por los azules y al final, si las cosas no salen como uno espera, nos podemos romper la cabeza por un problema simplemente cromático".

Siempre pensé que en la política las cosas eran distintas, que los partidos, de una u otra manera, se regían por distintos principios o tendencias pero cada día me convenzo de que la política funciona como el fútbol.

He conocido ciertos casos de personas que votaron por Arias simplemente porque es conservador, sin importar los escándalos de Carimagua o el AIS. He conocido personas que tildan de guerrillero al senador Robledo por militar en el Polo sin siquiera saben quién es o que ha hecho. Y si miramos dentro de la política podemos encontrar jugadores tránsfugas como en el fútbol. Noemí ha jugado ya con todas las camisetas. Fue conservadora con Betancourt, luego paso al liberalismo con Barco, Gaviria y Samper. Pasó luego al antiuribismo diciendo que si ganaba Uribe ganaba Carlos Castaño. Pero cayó en el Uribismo gracias a una embajada, le encantan, y ahora regresa al conservatismo mas su campaña se basa en la seguridad democrática del presidente Uribe.

El mismo Uribe empezó como neoliberal, luego creó su propio partido que aunque viene del liberalismo, tiene más compatibilidad con el conservatismo. Siguiendo con el Uribismo hablemos de Juan Lozano que fue el escudero de Galán, quien fue asesinado por pretender evitar que la mafia permeara la política. Ahora Juan Lozano es el escudero de los intereses mafia desde el Uribismo.

El mismo Gustavo Petro, uno de los senadores más respetables que tenía la cloaca del congreso, el senador que señaló casos como los de Mapiripan, los vínculos del hermano de Uribe con la mafia y los falsos positivos. Se quitó su camiseta de oposición y salió a votar por el oscuro procurador Ordoñez contradiciendo así todo lo que había hecho.

Hoy en día ser liberal, conservador, uribista, polista o cambista no significa nada. Es tan abstracto como ir por Millos o Santafé. Los partidos no tienen ningún ideal. Son simplemente escudos y colores. El cambio está en seguir a las personas y sus ideas. Personas como Robledo, Navas Talero, Mockus, Sierra Porto entre otros son los que hacen el verdadero cambio. Pero si he de jugar el mismo juego cromático he de confesar que mi color favorito es el VERDE.

lunes, 15 de marzo de 2010

Apoyemos a Andrés Felipe Arias!!!


Habrá gente que quedará sorprendida por el sórdido consejo que estoy dando, pero es lo mejor que nos puede pasar. Invito a la gente que termine de leer y no me juzgue por el título de este Blog. Pero apoyemos, roguemos, pidamos que quede Arias en la consulta interna conservadora. Y el por qué?? Porque si queda Noemi todos los votos de los furibestias se van a Juan Manuel Santos y la competencia a un partido decente como el verde le va a ser casi imposible. En cambio, si queda Arias, éste no se va a ir con Juan Manuel ni Juan Manuel se va a ir con Uribito. Conociendo la lealtad de serpientes que tienen los dos, se van a terminar echando toda el agua sucia y su Dios, el presidente, no va a poder hacer nada para que queden untados hasta la cabeza. Los votos además van a quedar divididos entre los Uribistas Arianos Conservadores(que miedo de adjetivo) y los Santos Uribistas (que antinomia). Y es la única forma de que los ecológicos bastiones de la moralidad puedan llegar a la presidencia.

Esto no es hipocresía, es un estratagema político así que : ARIAS !!!! ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!ARIAS !!!!