jueves, 6 de agosto de 2009

1984

Desde hace un tiempo para acá la novela de George Orwell ha tenido más resonancia que antes. 1984 era un clásico que era incitado por los amigos de colegio o por algún profesor irreverente que buscaba algún ápice de rebeldía en sus alumnos y siempre se comparaba con otra obra complementaría que era "A Brave New World" de Aldus Huxley que fue traducida al español como "Un Mundo Feliz", genialidades de los traductores. Pero, 1984, empezó a tomar otro matiz cuando un productor de TV le puso el nombre del antagonista de la novela a un reality: "El Gran Hermano". La idea de un futuro controlado por un vasto imperio en el cual los intereses personales eran aplacados por una gran maquinaría política no solo se veía en la ficción, en los realities, sino que Orwell vaticinó con una gran precisión lo que estamos viviendo hoy en día y quiero dar 3 ejemplos de la similitud de 1984 con el presente.

El Libro Electrónico

Hace mas de un año la empresa Amazon sacó al mercado el primer libro electrónico: Kindle. El libro me parecía una maravilla tecnológica, pues le caben más de 5000 libros y evidentemente en estos días de ecología 5000 libros es un gran ahorro en papel. Además su pantalla es tan nítida que sin problema se puede meter en una fotocopiadora y tiene un gasto mínimo de batería . Pero hace dos semanas Kindle saco las uñas y mostró una faceta mucho más oscura de los libros electrónicos. La empresa se dio cuenta que no tenían pagados los derechos de autor de una de las novelas que se ofrecían desde el portal de Amazon. Al no tener los derechos, Amazon mando a borrar la novela de todos los libros electrónicos. El libro desapareció del los discos duros como por arte de magia. Realmente esta noticia me impacto ya que si pueden borrar una novela a distancia también se puede manipular su contenido. Me puedo imaginar que pasaría si esta tecnología cayera en manos de estados como los de Chávez o Kim Jong Ill. Además, de una manera profética, la novela que fue borrada de los Kindle no fue ni más ni menos que: 1984 de George Orwell. Winston no tendría que esconderse de las telepantallas para leer el libro rojo sino el gran hermano le cambiaria su contenido sin que Winston se diera cuenta.

La Guerra es Paz

"La Guerra es Paz, La libertad es Esclavitud, La Ignorancia es Fuerza" ese era el slogan del partido político del Gran Hermano en la novela y aunque puede sonar un poco exagerado, los gobiernos actuales no plantean nada distinto y siempre lo disimulan entre letras. Huxley criticaba a Orwell porque decía que la mejor forma de esclavizar una sociedad era sin que ésta se diera cuenta, adjunto un fragmento de una carta de Huxley a Orwell de 1949:

En el curso de la próxima generación creo que los amos del mundo descubrirán que el condicionamiento infantil y lanarcohipnosis son más eficaces como instrumentos de gobierno que los garrotes y los calabozos, y que la avidez de poder puede satisfacerse tan cabalmente si mediante sugestión se hace que la gente ame su servidumbre como si a latigazos y puntapiés se le impone la obediencia. En otras palabras, en mi opinión la pesadilla de Nineteen Eighty-Four está destinada a modularse, llegando a ser así la pesadilla de un mundo que se asemejará más al que imaginé en Un mundo feliz. El cambio de se producirá como resultado de una sentida necesidad de mayor eficacia . Por supuesto, en el ínterin puede desarrollarse una guerra biológica y atómica en gran escala, en cuyo caso tendremos que soportar pesadillas de otro género, apenas imaginables...”

Hoy en día el discurso que mantiene el presidente Uribe no quiere decir nada más que el famoso slogan "La Guerra es Paz". La seguridad democrática plantea que la única forma de tener a este país en paz es con una eterna guerra en la cual su finalidad no será nunca ganarla sino mantenerla. Con una guerra eterna este país estará subyugado a tener bases militares norteamericanas, cobrar impuestos de guerra de por vida y gastarse el 13% del PIB municiones y armamento convirtiendo esta guerra en un negocio para los grandes imperios como el del Gran Hermano.

La Libertad es esclavitud.

Esta es la frase más literal del slogan de 1984 y está relacionada con la frase siguiente; "La ignorancia es fuerza". Hoy en día, los medios siempre nos las están diciendo. "Si no tienes este carro no seras libre", "Si no tomas de esta bebida no serás libre", "Con esta tarjeta podrás ser libre comprando" mientras que la libertad está en que no me digan que debo ponerme o comprar. El modelo de persona que nos imponen es un esclavo que vive por pagar sus tarjetas de crédito y que tiene que cambiar el carro cada año para estar al nivel de "un hombre de sociedad". "La ignorancia es fuerza" y la fuerza que tienen ellos simplemente está basada en nuestra ignorancia. ¨No hay peor esclavo quién voluntariamente se cree libre" .

Y para terminar, hay un invento en la novela de 1984 que me causa terror por su parecido con la realidad, se basa en una máquina, un computador de la época, que aleatoriamente escoge palabras entre una lista predeterminada. Palabras como: corazón, amor, cariño, tus labios, mi amor y la máquina luego le ponía una música , un sonsonete que se lo hacían oír a la gente incesantemente desde las telepantallas. Esa máquina ya está aquí, y estoy seguro que ya la compró Juanes. La descripción de las canciones de la novela son idénticas a las que compone Juanes, nada rima con nada, además que va cantando a voluntad del régimen y si por casualidad la máquina tiene palabras en inglés el interprete no se da ni cuenta: "es tiempo de cambiar, It´s time to change".


Resaca: El 13 de este mes se cumplen 10 años de la muerte de Jaime Garzón y aunque ha pasado una década este video no puede estar más actualizado http://www.youtube.com/watch?v=pgnpj8LlUe0


1 comentario:

  1. interesante libro, lo colocare entre mis proximos a leer !
    el futuro no deja de ser bomito de bebe muerto !
    (seguiremos viviendo por curiosidad)

    ResponderEliminar