miércoles, 12 de agosto de 2009

10 años sin Jaime Garzón


Hoy se cumplen 10 años del asesinato de Jaime Garzón y como era de esperarse la promesa que hizo el Presidente Andrés Pastrana por televisión la noche de su asesinato no se cumplió: "Este crimen no va a quedar en la impunidad, lo prometo".

Muchos crímenes en este país han quedado en la impunidad simplemente por la deficiencia de la justicia o por negligencia de los entes investigativos. Pero el asesinato de Jaime Garzón no es el caso. Detrás de la muerte de Garzón se fraguaron intereses oscuros de narcos, paras, ejercito y el Estado. El paramilitar, alias "El Iguano" y el paramilitar Hever Veloza alias "HH" antes de la extradición hecha por este Gobierno, vincularon al asesinato de Garzón a entidades gubernamentales como el DAS y el Ejercito. José Miguel Narváez, ex subdirector del DAS que se ha entregado a la justicia la semana pasada por las chuzadas del DAS mas no por lo de Garzón, fue uno de los que fue señalados por el Iguano y HH como el autor intelectual de la muerte Garzón, evidentemente ordenado por los hilos tenebrosos que manejan este país y ejecutado por los paramilitares.

Desde hace unos años encontré el material de Garzón gracias a ciertos cibernautas que montaron varias de sus entrevistas. Gracias a Garzón conocí el término Lumpen Burguesía, en una de estas entrevistas, gracias a ese término conocí a André Gunder Frank y el tratado sobre Lumpen burguesía: Lumpendesarrollo. Dependencia de la clase política en Latinoamérica. Gracias a Garzón empecé a escribir este Blog , ya que en unas de sus charlas en la Universidad de Cali, como si yo hubiera estado presente, sentí que debía reclamar y decir lo que pensaba. Gracias a Garzón empecé a escribir una película inspirada en su vida y realmente aunque nunca lo conocí el tipo me ha enseñado mucho y me sigue enseñando.

Pero Garzón está muerto, no hay nada que hacer y el dolor durará por siempre. Lo que me alegra es ver gente que sigue su legado, a su manera, y me hace sentir más tranquilo que en esta pseudo-democracia todavía quedan varios Garzones, los veo en Vladdo, en María Jimena Duzan, en Claudia López, en Daniel Samper (es), en Hollman Morris, en Gerardo Reyes , en Daniel Coronel, en Antonio Caballero, en Gonzalo Guillén, en Héctor Abad, en Pedro Medellín, Antonio Morales, Eduardo Arias y en muchos otros que mientras todo el mundo aplaude viendo como se cae esta democracia, ellos, a pesar de las amenazas y a sabiendas que pueden terminar como Garzón, siguen peleando.

Sólo me queda decirles gracias a Garzón y a los anteriormente mencionados por que si no fuera por ellos no me quedaría ni un ápice de esperanza.

Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario